Discapacidad visual en el aula

30 julio, 2018 at 12:47 pm

739899

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que una persona tiene baja visión o es deficiente visual cuando su agudeza visual no sea superior a 1/3 y/o si su campo de visión no supera los 30 grados.

Sobre la función visual se cimientan el conocimiento del espacio y la mayor parte de la información significativa que recibimos sobre las cosas. De su normalidad dependerán por tanto numerosas variables del desarrollo general del niño.

El alumnado con Necesidades Educativas Especiales es “aquel que requiera, por un periodo de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de discapacidad o trastornos graves de conducta.” Ahora se habla de Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, que se entiendo por alumnado que presenta Necesidades Educativas Especiales u otras necesidades educativas por dificultades de aprendizaje, TDAH, por especiales condiciones personales o de historia escolar, por incorporación tardía al sistema educativo o por altas capacidades intelectuales, y que puedan requerir determinados apoyos en parte o a lo largo de su escolarización.

Sólo si conseguimos que el conocimiento sea accesible para todos podremos conseguir que nuestra sociedad sea verdaderamente inclusiva. Por ello, es importante que las empresas creen herramientas digitales adaptadas a las personas con discapacidad visual que resuelvan problemas de la vida cotidiana.

La mayoría de las veces, los alumnos con deficiencia visual requieren de medidas de acceso al currículum y de adaptaciones curriculares más o menos significativas. Éstas pueden ser:

– Adaptación de los medios personales y del entorno a sus características.

– Modificación y previsión de las condiciones físicas que vayan a necesitar.

– Adaptación y disponibilidad de los medios materiales específicos ya elaborados, como por ejemplo: impresora de escritura braille, braille hablado, adaptaciones de textos, libro hablado.

Para responder a las necesidades que pueden presentar, desde el contexto educativo se pueden tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  • Adaptación de los ritmos de aprendizaje.
  • Apoyo escolar para profundizar en contenidos puntuales que se precisen.
  • Enseñanza basada en objetos y situaciones de la vida real.
  • Verbalizar todas las situaciones con un lenguaje concreto.
  • Proporcionar datos adicionales en las situaciones en las que el alumno/a no pueda percibir información significativa por sí mismo.
  • Controlar el ruido en el aula.
  • Fomentar la exploración sensorial.

Instituto Serca ha creado el Curso Discapacidad Visual para facilitar el acercamiento de los docentes y cualquier otra persona interesada a las necesidades específicas que presentan los niños y niñas con discapacidad visual. Este conocimiento permitirá una adecuada atención en el contexto escolar.