«Loco por ella», cóctel de amor y enfermedades mentales

18 marzo, 2021 at 12:15 pm

Álvaro Cervantes y Susana Abaitua, son los protagonistas de la última comedia romántica española producida por Netflix que se estrenó el 26 de febrero, y que nos ha robado el corazón.

«Un chico y una chica se conocen en una noche de fiesta y pasan la mejor noche de sus vidas». Aunque el argumento nos incita a pensar que será una historia de amor como todas las demás, nada es lo que parece en esta película del director Dani de la Orden.

⚠️  ¡Aviso! Te recomendamos que, si no has visto la película, dejes de leer. Ya sabes, por si se nos escapa algún que otro spoiler.

loco por ella coctel de amor y salud mental

¿Una historia de amor como todas las demás?

Como hemos dicho, «Loco por ella», sigue los esquemas de cualquier comedia romántica, «chico conoce a chica, se enamora y trata de conquistarla». La guinda de este pastel son los problemas de salud mental, en especial es trastorno bipolar, enfermedad que sufre la protagonista.

La película trata de tocar este y otros trastornos, con un toque de humor, ayudando así a visibilizar uno de los temas más tabús de la sociedad actual.

Adri (Álvaro Cervantes), es el protagonista de esta historia, un periodista que siempre tiene una frase de positiva para cualquier situación de la vida. Una noche de fiesta, se encuentra con Carla, con quien pasa la mejor noche de su vida. Pero después esta desaparece sin dejar rastro alguno, hasta que un día, tras seguirle la pista, da con su ubicación: un centro psiquiátrico, donde esta está internada por trastorno bipolar.

En un acto de «locura» y amor, decide ingresar en el centro psiquiátrico para conquistarla y sacarla de allí. Lamentablemente, Adri no sabe que ahí las cosas no se arreglan con un par de frases «Mr. Wonderfull» y, tras la negativa de Carla, se verá atrapado en el centro donde tendrá que aprender a convivir con los problemas de salud mental de sus compañeros.

Visibilidad a los problemas de salud mental

Aprender a no juzgar y etiquetar a las personas con algún tipo de enfermedad mental, es sin duda el propósito de esta película, llena de buen rollo.

Carla: «Habrá días que, de repente, esté eufórica sin motivo»
Adri: «Lo sé».
Carla: «Y días que querré matarme».
Adri: «También lo sé».
Carla: «Pero es que también va a haber otros que quiera matarte a ti».
Adri: «Pues vale».
Carla: «Nunca va a ser normal».

Fragmento de diálogo de la película.

Poco a poco el protagonista va cambiando su visión de la vida «color de rosa», dándose cuenta de que las personas con las que está conviviendo, con diversas patologías como Trastorno obsesivo compulsivo (TOC), esquizofrenia o síndrome de Tourette, no pueden cambiar con un «si tú quieres, puedes».

Los trastornos mentales se encasillan en un sinfín de estereotipos y tópicos. Por ejemplo, enfermedades como la depresión, no se suele tomar en serio. Se culpa siempre a quien la sufre como si este pudiera remediarlo.

Por otro lado, el trastorno bipolar, punto clave de la película, se asocia simplemente a los cambios de humor y se banaliza, cuando, en realidad, va mucho más allá. Las enfermedades mentales, como cualquier otras enfermedad, necesitan tratamiento. Y todavía hay mucho desconocimiento sobre el tema.

Así, «Loco por ella», da visibilidad a estos problemas, normalizándolos, e intentando alejarnos del positivismo tóxico al que estamos expuestos día a día.

«Nos cuesta convivir con la tristeza o con alguien que tiene depresión, y parece que simplemente diciendo «venga va, alégrate» ya sea suficiente.»

Dani de la Orden, director de «Loco por ella».


loco por ella enfermedades mentales

Por qué tienes que ver «Loco por ella».

La película deja atrás el «todo es posible» de las historias de amor. Aunque comienza siendo así, el protagonista se da un batacazo con la realidad y la idea de este largometraje es acompañar al personaje en su aprendizaje.

«Loco por ella» te va a tocar la fibra sensible. Lo que comienza como una comedia romántica al uso, termina siendo una tierna historia de amor, con un mensaje que ayuda a concienciarnos sobre convivir con una enfermedad mental. Frases como esta hace que la película nos haya calado hasta lo más profundo del corazón.

«La próxima vez que vea a alguien triste, no voy a pedirle que sonría, ni le voy a prometer que recuperarse está en su mano. Si de verdad quiero ayudarle, lo que voy a hacer es hacerle saber que, aunque no sea capaz de entender lo que le pasa, estaré ahí si me necesita».

Adri, protagonista de «Loco Por Ella»

Además, para finalizar (ya te dejamos que vayas a ver la película), la pandemia mundial que estamos viviendo, está causando un gran impacto en los problemas de salud mental, aumentando significativamente el número de casos. Por lo que es muy importante dar esa visibilidad y normalizar este tipo de enfermedades, y dejar a atrás los estigmas y perjuicios que siempre han estado ligados a la salud mental y a los que nos enfrentamos día a día.