Serca es un centro Especializado en Formación de Posgrado

Aprende de la mano de los mejores profesionales.
Ciencias de la Salud, Ciencias de la Educación y Ciencias Sociales.

¿Qué estás buscando?

Titulaciones certificadas y validadas por prestigiosas Universidades

Titulaciones más demandadas

Nuestro Modelo Pedagógico

Tenemos muchas razones por las que querrás estudiar con nosotros


Metodología
E-learning

Tutorización
Permanente

Innovador
Campus Virtual

Servicio de
Orientación

¿Quiéres conocer las opiniones de nuestros alumnos?

Adoración
He encontrado el Campus Virtual donde se realiza el Máster bastante fácil de usar y muy ameno, lo cual se agradece en este tipo de formación.
Jaime, Solano
Realicé este Máster por motivos laborales, pues me solicitaban especialización para un puesto de trabajo y finalicé bastante satisfecha. Creo que es un máster bastante completo y donde aprendes mucho
Daniel
La verdad es que me ha parecido una forma estupenda de continuar mis estudios y además he conseguido dos títulos de máster que me han aportado mucho tanto personalmente como a nivel laboral, yo los recomiendo a todos los que os queráis formar en este ámbito
Samara, U.
La verdad es que estoy bastante contenta con el Doble Máster, creo que es una opción bastante buena para formarte desde casa y con todas las comodidades, en mi caso lo recomiendo
Zaira Sanjuán
Personalmente, este Máster me está aportando mucho, me estoy especializando en algo que me encanta y con todas las facilidades. La verdad es que mi tutora me ayuda siempre que lo necesito y lo valoro y más en este tipo de formación que a veces es algo impersonal. En este sentido merece mucho la pena
Pepe, S.
Es una buena manera de obtener conocimientos, de forma clara y eficaz mediante el campus virtual, siendo la didáctica empleada muy buena, y los medios de comunicación muy adecuados.
H. Sevilla
Bajo mi punto de vista es un curso muy cómodo, da pie a organizar los horarios según convenga, y muy práctico, ya que te sitúa en todo momento en posibles situaciones y problemas que puedan surgir durante tu trabajo.
Maite, F. Valencia
Trabajo en una asociación y el máster me resulta utilísimo para aplicar lo aprendido en mi trabajo. Los contenidos están actualizados y muy bien desarrollados y lo recomiendo.
Fátima Andreu
En mi caso, una buena oportunidad para completar mi currículum y así conseguir especializarme. Me ha gustado mucho y estoy bastante satisfecha con la elección

Conócenos mejor

Somos un centro especializado en Formación de Postgrado donde el verdadero protagonista es el alumno/a.

Universidad San Jorge
Universidad Pontificia de Comillas
Universidad Europea Miguel de Cervantes
certificado de excelencia educativa ICEEX
Reconocimiento Internacional Apostilla de la Haya
Sociedad Española de Pedagogía
Web de interés Sanitario
Multiplica. Entidad colaboradora Multiplica
WERA

Conoce nuestro blog de Psicología y Educación

El locus de control es el concepto psicológico que determina si una persona cree que puede controlar el resultado de sus acciones o si éste viene determinado por factores externos. Es un concepto muy importante, por eso, en este artículo te contamos todo sobre el locus de control para entender como mejorar la propia salud mental, ya que puede influir en la forma de percibir y reaccionar ante los acontecimientos de la vida. Definición de Locus de Control El locus de control es un concepto psicológico que puede definirse como la creencia de una persona en su capacidad para controlar sus propios resultados. Se basa en la noción de que el comportamiento de un individuo está determinado por sus propias acciones, y no por fuerzas externas o la suerte. El concepto de locus de control fue introducido por primera vez por el psicólogo Julian Rotter en 1966. Desde entonces, se ha estudiado ampliamente y ahora forma parte integrante de la psicología cognitiva. Tipos de locus de control Según la teoría desarrollada por Julian Rotter, existen dos tipos de locus de control: interno y externo. Locus de Control Interno Locus de control interno se refiere a la creencia de una persona sobre el grado de control sobre los eventos en su vida. Los individuos con un locus de control interno creen que son los responsables de sus propias acciones, en lugar de externos factores. Creen que sus decisiones y acciones son responsables de sus éxitos y fracasos en la vida, y que tienen el poder de influir en su propio destino. Esto se considera un rasgo deseable y se ve como una herramienta para la motivación de los individuos Ejemplos de locus de control interno Las personas con locus de control interno creen que sus propias decisiones y acciones son responsables de sus éxitos y fracasos en la vida. Pueden creer que tienen el poder de afectar a su propio destino y que tienen el control sobre sus propias vidas. Un ejemplo de locus de control interno es la creencia de que el esfuerzo conduce al éxito. Las personas que creen esto pueden pensar que su duro trabajo y dedicación son responsables de sus logros, y que sus fracasos son el resultado de no esforzarse lo suficiente. Locus de Control Externo Las personas con un locus de control externo creen que sus vidas están controladas por el destino, la suerte u otras influencias externas. También pueden creer que sus propios esfuerzos y decisiones no influyen en sus resultados y que sus vidas están predeterminadas. Ejemplos de locus de control externo Un ejemplo de locus de control externo es la superstición. Las personas que creen en supersticiones pueden pensar que su suerte o destino está determinado por fuerzas externas, como la alineación de las estrellas o las acciones de ciertas personas. Otro ejemplo es la creencia de que el destino está predeterminado. Las personas que creen en esto pueden pensar que sus resultados ya están definidos, y que sus propios esfuerzos y decisiones no tienen ningún efecto sobre el resultado. También se da el caso de personas que piensan que sus fracasos son el resultado de las acciones de otra persona. Ventajas de tener un locus de control interno Tener un locus de control interno tiene muchas ventajas. Las personas que creen en su capacidad para controlar sus propios resultados suelen estar más motivadas y tener mayores niveles de autoeficacia. También es más probable que asuman la responsabilidad de sus actos y afronten los retos de frente. Además, es menos probable que se desanimen ante el fracaso y más probable que persistan ante los reveses. Tener un locus de control interno puede tener un efecto positivo en la salud mental. Las personas con un locus de control interno son más capaces de afrontar el estrés y tienen menos probabilidades de sufrir depresión, ansiedad u otros problemas de salud mental. Estrategias para desarrollar un locus de control interno Desarrollar un locus de control interno puede ser una tarea difícil, pero hay algunas estrategias que pueden ayudar. El primer paso es identificar las áreas de tu vida en las que sientes que tienes poco control. Una vez identificadas estas áreas, puedes empezar a tomar medidas para aumentar tu control sobre ellas. Por ejemplo, si crees que tienes poco control sobre tu trabajo, puedes tomar medidas para aumentar tus conocimientos y habilidades en tu campo. También puedes buscar oportunidades para asumir más responsabilidades y participar más en la toma de decisiones. Puedes practicar la autorreflexión y la autoconciencia. Dedicar tiempo a pensar en tus sentimientos y comportamientos puede ayudarte a identificar pautas y áreas sobre las que tienes control. Por último, fijar objetivos puede ayudarte a aumentar tu sensación de control y a orientarte. Fijarte objetivos a corto y largo plazo puede ayudarte a mantenerte centrado y motivado, y a ver progresos en tu vida. Desafíos de tener un locus de control externo Tener un locus de control externo puede tener muchos efectos negativos. Las personas que creen que sus resultados están predeterminados o fuera de su control son menos propensas a esforzarse y más propensas a desanimarse ante el fracaso. Además, es más probable que culpen a factores externos de sus fracasos y que se sientan indefensas e impotentes. Estrategias para reducir el locus de control externo Si identificas que tienes un locus de control externo, hay algunas estrategias que puedes utilizar para reducirlo. Como puede resultar lógico, una de las maneras es centrarse en desarrollar un locus de control interno, esto implica desarrollar una autoconversación positiva y centrarse en las cosas que uno puede controlar, como ya hemos visto. Toma conciencia de tus pensamientos y creencias, presta atención a los pensamientos y creencias que tienes sobre tu capacidad para controlar los resultados, y cuestiona cualquier creencia negativa o limitante. Practica la autorreflexión y la autoconciencia, dedicar tiempo a pensar en tus sentimientos y comportamientos puede ayudarte a identificar patrones y áreas sobre las que tienes control. Conclusión El locus de control es un concepto psicológico que puede tener un profundo efecto en tu vida. Las personas con un locus de control interno tienen más probabilidades de estar motivadas y asumir la responsabilidad de sus actos, mientras que las personas con un locus de control externo tienen más probabilidades de desanimarse y sentirse impotentes. Es importante ser consciente del propio locus de control y tomar medidas para desarrollar un locus de control interno si es necesario. Al hacerlo, puede mejorar tu salud mental y tu calidad de vida en general.
¿Alguna vez has experimentado una gran cantidad de emociones diferentes en un período corto de tiempo? ¿Te has sentido abrumado por tus sentimientos? Si es así, este artículo te interesa. Muchos de nosotros nos sentimos así a veces. Afortunadamente, hay una herramienta muy útil llamada Rueda de las Emociones que puede ayudarte a identificar y gestionar tus emociones. Esta herramienta puede ayudarte a controlar y encontrar la mejor manera de manejar los estados emocionales que enfrentas. Este post te mostrará que es y la utilidad de la Rueda de las Emociones para identificar y gestionar tus emociones. Te ayudará a comprender cómo interactúan entre sí y cómo puedes aprovechar esas interacciones para potenciar tu bienestar emocional. ¿Qué es la Rueda de las Emociones de Plutchik? La Rueda de las Emociones es una herramienta psicológica/educativa que se utiliza para ayudar a los niños y adultos a comprender mejor sus emociones. Es una representación visual de estas, que está diseñada para ayudar a las personas a identificar y comprender sus sentimientos y cómo estos pueden influir en su comportamiento. La rueda incluye 8 emociones básicas: alegría, tristeza, miedo, ira, sorpresa, asco, confianza y anticipación Estas emociones se organizan en un círculo para mostrar cómo una emoción puede llevar a otra. La rueda de emociones se utiliza en terapia, educación y coaching para ayudar a las personas a comprender mejor sus emociones. La importancia de comprender las emociones y el papel de la Rueda de las Emociones Todos experimentamos una amplia gama de emociones. Estas pueden ser desencadenadas por una situación o por algún acontecimiento que nos suceda. También pueden desencadenarse por recuerdos o pensamientos del pasado. Las emociones son una parte normal de la experiencia humana, pero lo que es normal que varíen de una persona a otra. Esto significa que algunas personas pueden experimentar y expresar emociones más intensamente que otras. Algunas personas pueden tener dificultades para gestionar sus emociones, esto puede causarles problemas en sus relaciones y en su vida cotidiana. La Rueda de las Emociones puede ayudarte a comprender y gestionar mejor tus emociones. Es importante comprender el papel que desempeñan las emociones en la vida. Comprender tus emociones te ayudará a gestionarlas con mayor eficacia, a comunicarte mejor con las personas de tu vida, incluidos amigos, familiares y compañeros. También te ayudará a controlar tus estados de ánimo para que no se vuelvan demasiado dominantes. Teoría de las emociones y la creación de la Rueda de las Emociones de Robert Plutchik. La teoría de las emociones de Robert Plutchik se basa en la idea de que todos los organismos vivos experimentan un conjunto finito de emociones básicas que son universales y están programadas genéticamente. Estas emociones están moldeadas por la interacción de factores biológicos y culturales, por la forma en que todos hemos sido educados y por nuestro entorno, así como por nuestra composición genética. Plutchik también sugiere que estas emociones pueden combinarse para crear emociones más complejas. En su opinión, las ocho emociones (alegría, ira, sorpresa, miedo, tristeza, anticipación, asco y desprecio) son los elementos básicos de los que se componen todas las demás emociones. Para apoyar su teoría, Plutchik trazó dos emociones opuestas en un gráfico con una rueda en el centro. A continuación, unió las emociones opuestas para formar una rueda con ocho emociones esenciales diferentes y otras emociones secundarias. La estructura de la rueda de las emociones El gráfico con forma de una rueda se utiliza como representación visual de las emociones. Contiene información sobre las antagónicas y la intensidad de cada emoción. La emoción más intensa está en el centro de la rueda y disminuye a medida que uno se aleja del centro, esto también marca los diferentes grados o etapas de la emoción principal y da lugar a otras, como, por ejemplo, el éxtasis es el resultado de sentir alegría con el mayor grado de intensidad. Por otro lado, tenemos el grado de similitud y antagonismo. Cada emoción tiene a su lado las dos emociones más similares y, según se alejan, esta similitud disminuye hasta llegar a la emoción antagónica que se sitúa en el extremo opuesto de la rueda. La tipología es la clasificación de estas emociones. Existen 8 emociones básicas y el resto de emociones compuestas son el fruto de la combinación de las básicas. Estas combinaciones se denominan diadas y pueden darse entre emociones básicas contiguas o de mayor afinidad, dando lugar a diadas primarias, o combinarse con emociones de menor afinidad, dando lugar a diadas secundarias. Rueda de las Emociones - Psicología y Mente Las ocho emociones básicas: La Alegría es la expresión del placer y de los sentimientos positivos. La alegría es una emoción positiva y está asociada a las cosas que nos hacen sentir bien. A menudo experimentamos alegría cuando hemos tenido éxito en algo o cuando nos ocurre algo bueno. El grado de mayor intensidad es el Éxtasis y el de menor intensidad es la Serenidad. La emoción opuesta de la Alegría es la Tristeza.La emoción de la Confianza es la creencia en uno mismo y en sus capacidades o en los demás. A menudo se asocia con sentirse tranquilo y seguro de sí mismo. Es la capacidad de creer en uno mismo o en otros incluso cuando los demás no lo hacen. La Admiración es su estado de mayor intensidad, mientras que la Aceptación es su grado mas sutil. Su emoción antagónica es el AscoLa emoción del Miedo es la emoción de temer algo o la incertidumbre de enfrentarse a algo desafiante. Es un sentimiento desagradable de nerviosismo y aprensión. Puede estar causado por muchas cosas diferentes y a menudo se asocia con sentirse inseguro o vulnerable. Cuando nos encontramos con la mayor intensidad de esta emoción estaremos experimentando Terror y, por el contrario, con menos intensidad experimentaremos Temor. Su Opuesta es la IraLa emoción de Sorpresa es el sentimiento de asombro o estupor. Es la sensación de estar muy asombrado por alguna situación inesperada. Su mayor grado de intensidad da lugar al Asombro, y su menor grado de intensidad provoca Distracción. En el lado opuesto de la rueda encontramos la Anticipación.La Tristeza es un estado emocional complejo que puede estar causado por muchas cosas diferentes. La tristeza se caracteriza por sentimientos de abatimiento y melancolía. La Aflicción es el grado de mayor intensidad y Melancolía es su grado menos intenso. La Alegría es su emoción antagónica.El Asco es una aversión o repulsión intensa hacia algo o alguien. Es el deseo de evitar algo que es desagradable o repulsivo. Se encuentra en el extremo opuesto de la Confianza. Se puede generar aversión si la experimentamos con gran intensidad y Aburrimiento si se trata de un nivel de intensidad reducido.La Ira es una respuesta emocional fuerte que se caracteriza por sentimientos de hostilidad, irritación y ansiedad. Como resultado de de una gran intensidad se produce la Furia, Enfado si es menos intensa. Se relaciona de manera opuesta con la emoción del Miedo. La Anticipación es un estado de expectación. Es un sentimiento de impaciencia por algo que va a suceder en el futuro. Esta emoción se convierte en Vigilancia en su mayor grado de intensidad y en Interés en el grado más sutil. Su emoción antagónica es la Sorpresa. Diadas primarias: El Amor puede describirse como un sentimiento que nos hace querer estar cerca de otra persona. Es una combinación de Alegría y Confianza.La Sumisión es un sentimiento de obediencia, un deseo de complacer a otra persona y un deseo de pertenencia. Es la combinación de Miedo y Confianza.El Susto es un sentimiento de temor y preocupación ante una situación peligrosa. Es una combinación de Miedo y Sorpresa.La decepción es un sentimiento de desilusión y tristeza causado por el fracaso de las expectativas. Es el resultado de combinar Tristeza y Sorpresa.El Remordimiento es un sentimiento de pesar o culpa por algo que se ha hecho o dicho. Resulta de la combinación de Tristeza y Asco.El Desprecio es un sentimiento de falta de respeto y un deseo de menospreciar a alguien. Se produce cuando se experimenta Ira y Asco.La Agresividad es una combinación de ira y anticipación. Cuando se da esta combinación, puede desembocar en un comportamiento hostil o violento.La combinación de Alegría y Anticipación es el Optimismo, un sentimiento de esperanza y de esperar que ocurran cosas buenas. Como utilizar la Rueda de las Emociones La rueda de las emociones puede utilizarse de diversas maneras. Por ejemplo, puede utilizar la rueda para identificar sus emociones, para comprender las emociones de otras personas o para entender cómo están conectadas dos emociones. Algunas de sus aplicaciones son: Ayuda a los niños a desarrollar un vocabulario emocional.Proporciona un marco para que los adultos expliquen y discutan las emociones de una manera comprensible para los niños.Ayuda a las personas a identificar y comprender mejor sus sentimientos.Estimula la capacidad de auto-reflexión y autoconciencia en relación con sus emociones y acciones.Permite el desarrollo de habilidades para gestionar adecuadamente las emociones, lo que puede reducir el estrés y la ansiedad en situaciones difíciles.Ayuda a las personas a comprender mejor el funcionamiento de sus relaciones interpersonales.Proporciona un marco para la comunicación emocional y el intercambio de ideas.Puede ayudar a los profesionales de la salud mental a diagnosticar y tratar los problemas emocionales de sus pacientes.Ayuda a las personas a identificar patrones de comportamiento que pueden ser ineficaces o dañinos.Puede mejorar el autoconocimiento y la autoconfianza, lo que ayuda a las personas a lograr sus metas y objetivos. Conclusión La rueda de las emociones es una herramienta útil que puede ayudarte a gestionar tus emociones. Es una representación visual de las emociones y sus relaciones. Las ocho emociones básicas de la rueda son alegría, confianza, miedo, sorpresa, tristeza, aversión, ira y anticipación. Estas emociones pueden combinarse para formar emociones más complejas. La rueda puede utilizarse para identificar las propias emociones, comprender las emociones de los demás y entender cómo gestionarlas.
¿Te preguntas como es la primera cita con un psicólogo? Si has llegado aquí buscando respuestas, has venido al lugar correcto. En este post, abordaremos todo lo que necesitas saber sobre tu primera cita con un psicólogo: desde qué puedes esperar durante la entrevista hasta cómo prepararte para obtener el máximo beneficio de esta experiencia. Te ayudaremos a entender mejor el proceso y te daremos algunos consejos útiles para que te sientas más seguro antes de tu primera cita. También puede interesarte, antes de tomar una decisión definitiva, considerar los pros y contras de ir al psicólogo en nuestro post "Pros y contras de ir al psicólogo ¿Vale la pena ir a terapia?". Comprender el objetivo de la primera cita con un psicólogo Antes de la primera cita con un psicólogo, es importante tener en cuenta el objetivo de la misma. La primera cita generalmente se centra en obtener una comprensión más profunda de su situación y ayudar al psicólogo a determinar si está bien equipado para ayudarte. Esto significa que es importante que compartas toda la información relevante sobre tu situación para que el psicólogo tenga un mejor entendimiento de lo que te afecta. Qué esperar durante la primera cita Al iniciar la terapia, la primera cita con un psicólogo es una oportunidad para conocerse y hablar de los temas en los que te gustaría centrarte en la terapia. En la primera cita con un psicólogo, es probable que te hagan preguntas sobre tu historia, tus relaciones, tu estilo de vida y otros problemas. Estas preguntas ayudarán al psicólogo a comprender mejor tus necesidades específicas y cómo abordarlas. El psicólogo también puede presentarte algunos ejercicios para realizar fuera de la oficina. Durante la sesión, el psicólogo te hará preguntas sobre tus antecedentes, como tu vida familiar, tu estilo de vida actual, cualquier cambio reciente y cualquier factor estresante en tu vida. También te preguntará por tu historial de salud mental, como los diagnósticos que te han hecho, los medicamentos que te han recetado y los tratamientos que has recibido en el pasado. El psicólogo también te explicará su enfoque de la terapia, la confidencialidad y cualquier otra información pertinente. ¿Qué pregunta un psicólogo en la primera sesión? Durante la primera cita con un psicólogo, es probable que te hagan algunas preguntas para ayudarlo a comprender mejor tu situación y necesidades. Estas preguntas pueden incluir: ¿Qué te trae aquí?¿Cuál es tu historia?¿Cómo describirías tus relaciones actuales?¿Qué hace que te sientas estresado o ansioso?¿Cuáles son tus metas para el tratamiento?¿Has experimentado síntomas depresivos?¿Qué medicamentos has tomado en el pasado?¿Cómo te ayudan tus estrategias de afrontamiento actuales?¿Qué has intentado para mejorar tu situación?¿Cómo se ven tus relaciones con familiares y amigos? Preguntas que puedes hacer al psicólogo en una primera cita Durante una primera cita con un psicólogo, también es importante que hagas algunas preguntas para asegurarte de que es el profesional adecuado para usted. Es posible que tengas muchas preguntas sobre el proceso de tratamiento. Prepara una lista de preguntas para hacerle al psicólogo. Estas preguntas incluyen: ¿Qué enfoque terapéutico emplea?¿Cómo podría ayudarme?¿Cuáles son sus áreas de experiencia específicas?¿Tiene experiencia en tratar mi condición particular?¿Cuál es su política de confidencialidad?¿Cree que necesito medicamentos junto con terapia?¿Qué tipo de seguimiento ofrece después de la sesión?¿Tiene tarifas y descuentos?¿Cómo puedo comunicarme con usted entre sesiones? Citas de seguimiento e instrucciones A continuación, elaborará contigo un plan de tratamiento. Este plan incluirá instrucciones de seguimiento, como la forma de ponerte en contacto con el psicólogo si lo necesitas, la frecuencia con la que debes acudir a las citas y los recursos externos que el psicólogo pueda recomendarte. Las citas e instrucciones de seguimiento son cruciales para el éxito de la terapia, así que asegúrate de tomártelas en serio. Cómo decidir si continuar con el psicólogo Cómo decidir si continuar con el psicólogo Después de la primera cita con un psicólogo, es importante que tengas en cuenta tu nivel de comodidad con el psicólogo y su estilo de tratamiento antes de decidir si deseas continuar. Si decides continuar, es importante comprometerse a participar activamente en el proceso de tratamiento. Esto significa que debes estar dispuesto a hablar abiertamente acerca de tus sentimientos, pensamientos y comportamientos durante todo el proceso. Además, es importante ser consciente del progreso que estás haciendo y hablar con el psicólogo si hay algo que no entiendes o si necesitas modificar su plan de tratamiento. Consejos para asegurarse de que la primera cita sea exitosa. Algunos consejos útiles para obtener el mejor resultado posible durante la primera cita con un psicólogo incluyen: Habla abiertamente con el psicólogo acerca de tus preocupaciones y expectativas.Se honesto con el psicólogo acerca de tus sentimientos, pensamientos y comportamientos.Debes estar abierto a recibir consejos y orientación del psicólogo.Siéntete cómodo para hacer preguntas sobre el proceso de tratamiento o cualquier otro tema relacionado con la terapia.Pide un seguimiento si hay algo que no entendió durante la cita.
¿Estás pensando en acudir a un psicólogo, pero no estás seguro de si sería beneficioso o no? No eres el único que tiene dudas y quiere conocer los pros y contras de ir al psicólogo. Muchas personas no están seguras de si puede ser ventajoso o no ir al psicólogo y de cómo podría ayudarles. Por eso, en este artículo analizamos los pros y los contras de ir al psicólogo y te ayudamos a decidir si es la mejor opción para ti.  Hablamos de los posibles beneficios de ir al psicólogo, como el aumento del conocimiento que va a adquirir uno mismo, la mejora de las habilidades de afrontamiento y la mejora de las habilidades de comunicación.  También hablaremos de los posibles inconvenientes de acudir a un psicólogo, como el coste, el compromiso de tiempo y la sensación de incomodidad.  Al final de este artículo, comprenderás mejor los pros y los contras de ir al psicólogo y estarás mejor preparado para tomar la decisión que más te convenga. Ventajas de ir al psicólogo Ayuda a comprender y procesar los sentimientos y las emociones: Un profesional de la salud mental puede ayudar a las personas a entender y procesar sus emociones, lo que les permite manejar mejor las situaciones difíciles de la vida.Mejorar la autoestima: Los terapeutas pueden ayudar a las personas a desarrollar una imagen positiva de sí mismos. Esto puede ayudarlos a sentirse más seguros y confiados en sus habilidades y capacidades.Aprender nuevas habilidades: Los terapeutas también pueden enseñar nuevas habilidades para manejar el estrés, mejorar las relaciones con los demás, controlar los impulsos y tomar mejores decisiones.Obtener una perspectiva objetiva: Los terapeutas proporcionan un punto de vista objetivo y no juzgador que las personas pueden usar para entender mejor sus sentimientos y comportamientos. Esto puede ayudar a alguien a ver el panorama general y encontrar soluciones creativas a los problemas.Mejorar la comunicación: Los terapeutas también pueden ayudar a las personas a mejorar su habilidad para comunicarse con los demás de manera efectiva. Esto puede ser útil para las relaciones personales, laborales y familiares. Aprender nuevas estrategias de afrontamiento: Los terapeutas también pueden ayudar a las personas a aprender nuevas estrategias para enfrentar situaciones difíciles. Esto puede incluir técnicas de relajación, habilidades de pensamiento positivo y herramientas que ayuden a la gestión del estrés. Desventajas de ir al psicólogo Puede ser costoso: La mayoría de los seguros no cubren la terapia psicológica, por lo que puede ser costoso si lo tienes que pagar de tu bolsillo.Puede llevar tiempo encontrar el psicólogo adecuado: Puede llevar tiempo encontrar un profesional cualificado con el que te sientas cómodo y con quien puedas construir una relación de confianza.Es necesario hacer un esfuerzo para abrirse: Ir al psicólogo requiere que compartas cosas personales y emocionales, lo cual algunas personas no están dispuestas a hacer. Esto significa que necesitas estar preparado para abrirte y ser honesto con tu terapeuta.No hay garantías de éxito: Aunque la terapia psicológica es un tratamiento efectivo para muchos trastornos mentales, no hay garantías de que funcione para todos. El éxito depende en gran medida del compromiso del paciente y la relación que se cree entre el paciente y el terapeuta. ¿Es bueno ir al psicólogo? Antes de ir examina tus motivos para buscar ayuda Antes de acudir a un psicólogo, es importante que te asegures que el tipo de ayuda en el que estás pensando es el adecuado. Hay muchos tipos diferentes de problemas de salud mental y el tratamiento adecuado para cada uno variará dependiendo de muchos factores, por eso hay que analizarlos cuidadosamente.  Si has decidido acudir a un psicólogo, puede ser útil examinar los motivos que te han llevado a buscar ayuda. Esto te permitirá encontrar el psicólogo adecuado para tus problemas específicos y aprovechar al máximo las sesiones de terapia psicológica que vas a recibir. A continuación te mostramos los factores que tienes que analizar antes de descubrir que especialista es el mejor para ayudarte a solucionar tu problema. Identifica tus síntomas  ¿Te sientes deprimido? ¿Ansioso? ¿Has dejado de disfrutar de cosas que antes te gustaban? Es importante identificar los síntomas porque te ayudarán a indicar a qué tipo de reto te enfrentas.  Al principio puede resultar difícil, por eso te proponemos que los escribas, lo que puede ayudarte a hacerte una mejor idea de a qué te enfrentas.  Debes de averiguar porqué te sientes así Una vez identificados los síntomas, intenta averiguar por qué te sientes así. ¿Has sufrido recientemente un acontecimiento traumático que ha desencadenado tus emociones? ¿Estás luchando para hacer frente a circunstancias vitales difíciles? Es posible que no siempre, puedas encontrar una única causa que haga referencia a por qué han aflorado estos sentimientos, pero puede ser muy útil explorar los posibles factores que te han llevado a esta situación, uno a uno. Considera otras alternativas terapéuticas  Antes de comprometerte a visitar a un psicólogo, debes explorar otras opciones para conocer cómo gestionar tu salud mental, ya que hay muchos tipos diferentes de terapia que no siempre requieren de un psicólogo. Algunas de estas opciones son escribir un diario, la meditación o la terapia cognitivo-conductual. La TCC puede ser increíblemente eficaz y suele ser más barata que ir al psicólogo.  Considera los libros de autoayuda Hay muchos tipos diferentes de libros de autoayuda que pueden ayudarte a controlar tu salud mental. Algunos de los temas más populares son el tratamiento de la ansiedad, la mejora de la autoestima y el control de la depresión.  Considera la terapia de grupo Visitar a un psicólogo puede ser una experiencia muy difícil y emocionalmente agotadora. Por eso, la terapia de grupo puede ser una gran opción para personas que se sientan abrumadas en una sesión de este tipo. La terapia de grupo es una buena opción para beneficiarse del apoyo de otras personas que están experimentando retos similares. Conclusiones: A la hora de decidir si acudir o no a un psicólogo, es importante sopesar los pros y los contras, como te hemos comentado a lo largo de este post. Aunque acudir a un psicólogo puede ser beneficioso para muchas personas, es importante asegurarse de que estás buscando el tipo de ayuda adecuado. Además, ya sabes que es crucial, explorar otras opciones antes de comprometerte con un psicólogo. SI este artículo te ha ayudado a aclarar tus ideas acerca de si vale la pena ir al psicólogo, puede que este otro artículo te ayude a dar el paso y animarte a tener una primera visita con un psicólogo.
“Si la naturaleza nos quiere diversos, ¿por qué la educación no?”  El fenómeno de inclusión educativa inunda nuestras aulas y centros, y se encuentra en boca de casi cualquier educador/a, pero, ¿Qué es verdaderamente esta inclusión educativa? Más como principio que como medida, la inclusión se posiciona como núcleo de cualquier actividad y se encuentra estrechamente ligada a la díada de necesidades y respuestas educativas. A continuación nos proponemos a analizar los ingredientes que la componen.  ¿Qué es la Inclusión educativa? El concepto de atención a la diversidad ha progresado considerablemente hasta lo que entenderíamos como “La escuela comprensiva del siglo XXI”. En esta línea, se usan diferentes términos para dirigirnos al ámbito de necesidades: atención a la diversidad, integración, equidad, inclusión educativa, etc. Integración escolar e inclusión educativa suelen usarse indistintamente para el mismo objetivo, aunque ambos se derivan del principio de normalización, no son sinónimos. El primero de ellos hace referencia a la incorporación física y presencial, por derecho, a la escuela ordinaria más cercana al alumno, sin posibilidad alguna de exclusión. Por su parte, la inclusión avanza varios pasos al frente: garantiza el derecho a recibir una educación igualitaria y equitativa en los entornos más normalizados posibles, para responder a las necesidades y favoreciendo al máximo el desarrollo del individuo en todas sus esferas. La inclusión educativa se muestra como un principio continuo, un elemento implícito en la definición. Con continuo nos referimos a la búsqueda permanente de nuevas y mejores formas de atender a la diversidad: nunca finaliza.  ¿Cuáles son los objetivos de la inclusión en la educación? La inclusión educativa tiene como prioridad garantizar la presencia, participación, permanencia y el aprendizaje de todos y cada uno de los estudiantes, sin razón alguna de discriminación o exclusión. Aunque actualmente y en paralelo, el objetivo en sí es avanzar en un sistema educativo más inclusivo.  “Aquello que necesitan unos, favorece a todos” la inclusión en la educación ¿Qué hace que un entorno de aprendizaje sea inclusivo? La pregunta del millón: no existe una metodología con éxito total o universal ya que, como hemos descrito, la diversidad es inherente al propio ser humano. No obstante, progresivamente los profesionales de la educación han reunido una gran fuente pedagógica con estrategias bastante generalizadas. -Crear un clima positivo y seguro de convivencia para que el alumnado pueda desenvolverse con confianza. -Conocer al alumnado será prioritario: su proceso de desarrollo y maduración, así como sus intereses y preferencias. -Analizar los conocimientos previos y el momento curricular del que parte el alumnado para poder así diseñar programaciones contextualizadas y reales. -Aplicar los principios pedagógicos del Diseño Universal de Aprendizaje: múltiples medios de representación, acción y expresión, y presentar múltiples formas de implicación. -Transferir el protagonismo de la docencia al alumnado, aplicando los principios constructivistas. -Organizar el aula a través de metodologías cooperativas, aprendizajes por proyectos, gamificación, etc. ¿Por qué es importante la inclusión en la educación? La premisa de la escuela inclusiva es que el alumnado no ha de adaptarse al sistema, sino viceversa, abarcando la diversidad cultural existente. Este principio arrastra necesariamente una visión positiva y enriquecedora de la diversidad. Como no puede ser de otra manera, el elemento diverso impregna a cada ser humano y no se manifiesta únicamente como déficit o deficiencia, sino que cada alumno revela determinadas habilidades, intereses, nivel de motivación, etc. Esta inclusión también se manifiesta a través del curriculum, como elemento común de enseñanza básica, que permite su adaptación a través de su ajuste al alumnado.  La inclusión apuesta por suprimir las políticas y prácticas herméticas que segmentan al alumnado ya que cuando aceptamos las diferencias del otro y nos esforzamos en ofrecer una respuesta ajustada, ese otro se encuentra incluido.  ¿Cuáles son las ventajas de la inclusión educativa? Todo indica que las ventajas de los modelos inclusivos no son solo para el alumnado, sino que afectan a toda la comunidad educativa en su conjunto.  -Ejercer un tratamiento inclusivo potencia en todo el alumnado las relaciones positivas y el desarrollo de habilidades académicas, potenciando el proceso de enseñanza-aprendizaje. -El alumnado que presente algún tipo de necesidad o déficit, potenciará su desarrollo social, afectivo y emocional, entre otros. Sentirse incluido se relaciona directamente con efectos positivos en la autoestima y autoconcepto, que, a su vez, se visualizarán tales efectos en el rendimiento y la adaptación social.  -La comunidad educativa mejora su funcionamiento, reestructura el concepto de educación y renueva e incluye prácticas enriquecedoras. ¿Cómo se consigue la igualdad de oportunidades para todos los niños y niñas? La igualdad de oportunidades es un derecho, y se encuentra explícito en nuestra normativa educativa al completo. Además de tomar como referencia un curriculum flexible, que permite el ajuste y la adecuación de las enseñanzas a las necesidades del alumnado, estas enseñanzas se articulan en términos de competencias clave y situaciones de aprendizaje, desplazando la importancia, no solo a los contenidos académicos, sino a la interiorización de valores o contenidos procedimentales. El objetivo de las mismas es la adquisición de habilidades y desempeños contextualizados haciendo más partícipe al alumnado en su proceso de aprendizaje, como el protagonista del mismo. Por otro lado, los centros educativos disponen de otras medidas para efectuar la igualdad, de entre las cuales podemos destacar la evaluación psicopedagógica como mecanismo para valorar e identificar las posibles necesidades del alumnado, la orientación y guía del recorrido académico, y la aplicación de adaptaciones curriculares.
El aprendizaje no es únicamente la acumulación de contenidos, sino que conlleva una gestión y elaboración activa por parte del sujeto que aprende. El constructivismo, como término que se usa de forma habitual en el ámbito de la Educación y más concretamente en la pedagogía y la psicología, aborda los procesos de construcción del conocimiento y sienta las premisas para desarrollar al máximo las capacidades del alumnado. ¿Qué es el constructivismo en educación? Para responder a qué es el constructivismo es preciso concretar que no se entiende como una teoría en sí, sino más bien como un marco explicativo que presenta una serie de principios para contextualizar la enseñanza. Dentro de este paradigma se integran diferentes teorías que, con disonancias entre ellas, comparten una idea común: la persona que aprende es la protagonista de su proceso, y, como tal, desempeña un rol activo a través del cual construye y reestructura su aprendizaje.  El marco educativo y curricular actual (LOE-LOMLOE), plasma las bases psicopedagógicas de la teoría del constructivismo asumiendo que el alumno construirá su conocimiento a través de situaciones de aprendizaje siendo el rol del docente un facilitador y mediador del proceso. La actividad mental y cognitiva del sujeto que aprende se revaloriza tomando un papel totalmente protagonista. Principales objetivos del constructivismo en el aula Como se puede prever, los objetivos de la Educación actual serán hacer protagonista al alumnado en su propio proceso de elaboración del conocimiento. Para ello se facilitará al alumnado un rol activo en su proceso de reorganización cognitiva, se favorecerá la interacción y el agrupamiento cooperativo en el aprendizaje y se orientará al alumno a la toma de conciencia de la realidad. Otro de los objetivos será el de favorecer la metacognición, entendida esta como la habilidad para enfocarse hacia los propios procesos cognitivos. Constructivismo educacional ¿De qué trata la teoría constructivista de Piaget y el socio-constructivismo de Lev Vygotski?  De acuerdo con Piaget y bajo el halo constructivista, el aprendizaje sería un producto entre el pensamiento y la experiencia con el ambiente. El niño/a nace con una curiosidad e interés innato para conocer el mundo que le rodea y, en función de estas interacciones se desarrollarán progresivamente las diferentes operaciones mentales a través de los procesos de asimilación, acomodación y equilibración. Piaget establece cuatro etapas para comprender cómo se organiza el desarrollo cognitivo: -Etapa sensoriomotora (0-2 años) -Etapa preoperacional (2-7 años) -Etapa operaciones concretas (7-11 años) -Etapas operaciones formales (11 en adelante) Por su parte, el constructivismo social de Vygotski enfatiza la importancia del entorno social, el lenguaje y la cultura en el aprendizaje de los individuos. Dicho de otro modo, el desarrollo humano no puede ser entendido sin el ambiente social en el que se perfecciona: son inseparables. ¿Cuáles son los beneficios del constructivismo? El aprendizaje constructivista ensalza la función cognitiva y la acción de la persona como receptáculo activo del conocimiento. Bajo este paradigma se describen las siguientes ventajas educativas: -Se orienta al estudiante a desempeñar una actitud proactiva de aprendizaje -Facilita la elaboración del conocimiento como un todo integrado -Facilita la reflexión metacognitiva dirigiendo al alumnado hacia sus objetivos -Potencia la competencia clave de aprender a aprender -Aporta el soporte para realizar aprendizajes cooperativos, significativos, la zona de desarrollo próximo, andamiaje, etc. ¿Cómo se aplica el aprendizaje constructivista en la educación virtual? La educación virtual encarna una modalidad educativa que ha tomado las primeras posiciones en la educación, entendida dentro de las Tecnologías del Aprendizaje y la Comunicación (TAC). La tecnología educativa ofrece infinitas posibilidades para aplicar las herramientas constructivistas. A continuación, se incluyen algunas recomendaciones para esta modalidad del constructivismo en el aula virtual: -Se facilitan situaciones de aprendizaje contextualizadas y realistas. -Facilitar la participación del alumno a través de simulaciones, realidad virtual o situaciones reales. -Organizar actividades que permitan construir significados con mapas conceptuales, esquemas, infografías, etc. -Potenciar las interacciones y relaciones entre el alumnado. -Diseñar entornos virtuales de aprendizaje como herramienta de enseñanza.