Serca es un centro Especializado en Formación de Posgrado

Aprende de la mano de los mejores profesionales.
Ciencias de la Salud, Ciencias de la Educación y Ciencias Sociales.

¿Qué estás buscando?

Titulaciones certificadas y validadas por prestigiosas Universidades

Titulaciones más demandadas

Nuestro Modelo Pedagógico

Tenemos muchas razones por las que querrás estudiar con nosotros


Metodología
E-learning

Tutorización
Permanente

Innovador
Campus Virtual

Servicio de
Orientación

¿Quiéres conocer las opiniones de nuestros alumnos?

Martina
Un Máster bastante completo y con el que aprendes mucho. Por otro lado tanto el centro, como mi tutora se han portado estupendamente conmigo. Además las temáticas bien estructuradas y complementadas
Óscar
Los materiales son bastante adecuados, me ha gustado que son muy específicos y con la información estructurada y ordenada
H. Sevilla
Bajo mi punto de vista es un curso muy cómodo, da pie a organizar los horarios según convenga, y muy práctico, ya que te sitúa en todo momento en posibles situaciones y problemas que puedan surgir durante tu trabajo.
Matías Olivera
Da gusto encontrar un máster y un centro que cumpla tus expectativas como ha sido mi caso. Yo personalmente, lo recomendaría
Paúl
Cuando finalicé el grado estuve buscando formación relacionada con mis estudios universitarios y finalmente me decanté por este doble máster, la verdad es que estoy muy contento porque estoy aprendiendo mucho y además especializándome, algo que es bastante necesario.
Loles
Lo mejor es que es la formación que buscaba, formación específica en trastorno del espectro autista. Es un máster que trata todos los temas que me interesan y están muy bien explicados. El precio, con el descuento, es muy bueno y realmente merece la pena porque aprendes mucho.
Davinia L.
Me apasiona el tema de las dificultades de aprendizaje y continuamente estoy formándome en este ámbito. Con este Máster vi la oportunidad de aplicar la neurodiáctica (tema en auge) a las dificultades de aprendizaje y la verdad es que me está pareciendo una combinación bastante buena
Benita C.
Acabo de terminar este doble máster y he decir que es MAGNÍFICO, no esperaba esto de una formación online.
Raúl, G. Herías
Los diferentes temas del máster me están pareciendo super interesantes y completos. Me he matriculado en Instituto Serca por el buen precio de la matrícula y porque una amiga hizo el Máster en Intervención Psicopedagógica y le gustó mucho. Espero ayudar con mi opinión.

Conócenos mejor

Somos un centro especializado en Formación de Postgrado donde el verdadero protagonista es el alumno/a.

Universidad San Jorge
Universidad Pontificia de Comillas
Universidad Europea Miguel de Cervantes
certificado de excelencia educativa ICEEX
Reconocimiento Internacional Apostilla de la Haya
Sociedad Española de Pedagogía
Web de interés Sanitario
Multiplica. Entidad colaboradora Multiplica
WERA

Últimas noticias

Es innegable reconocer que nos encontramos en tiempos de cambio constante. La vida, que ha experimentado una gran aceleración, especialmente en las últimas décadas, nos demanda una adaptación permanente a todo lo que ocurre a nuestro alrededor. No es de extrañar, por tanto, que florezcan nuevas disposiciones para ajustar las necesidades y urgencias de este presente a las nuestras. Si continuamos en esta dirección, la sociedad inerva su transformación en la Educación a través de la fuente sociológica. Es decir, la educación, como génesis para impulsar el desarrollo férreo del ser humano, recoge los cambios sociales para adaptarse y responder a los mismos. El coaching, como una nueva forma de mediación social, ha expandido su aplicación al ámbito educativo, centrada de forma concreta en el proceso de enseñanza-aprendizaje. A continuación, centraremos más su objeto de estudio. ¿Qué es el coaching en la educación y para qué sirve? Para poder responder a que es el coaching educativo, comenzaremos estableciendo una estrecha relación entre coaching y entrenamiento, siendo el coach el profesional que desempeña la función de acompañamiento al sujeto.  Rápidamente este concepto extrapoló sus premisas desde el área del deporte o de la empresa, al campo social: Servicios Sociales, acciones familiares, educación… De acuerdo con Gutiérrez y Prieto, el coaching educativo es considerado como una mediación pedagógica, con nuevos procedimientos y metodologías para incrementar el potencial y el empoderamiento de los educandos. Una auténtica innovación educativa que maximiza el proceso de aprendizaje y el desarrollo de competencias. Las características principales de esta disciplina se pueden sintetizar en las siguientes: a) El diálogo, actuando mediante conversaciones de reflexión e intercambio de ideas. b) La concreción, a través de comportamientos susceptibles de mejora. c) La bidireccionalidad entre educandos y coach. d) La flexibilidad, a través de un ajuste y adaptación constante al receptor. e) La especificidad, con objetivos definidos, claros y evaluables. En esta línea, procederemos a esclarecer, mediante los siguientes elementos, para qué sirve el coaching educativo: Orientar para el desarrollo competencial del futuro personal y profesional. Conducir y facilitar la resolución de problemas. Reflexionar sobre creencias y valores personales y/o sociales. Identificar y prevenir elementos que impidan el correcto y adecuado desarrollo. Identificar y seleccionar recursos adecuados. Potenciar la creatividad y guiar hacia la búsqueda de soluciones orientadas a objetivos. ¿Cuáles son las ventajas del coaching educativo? Las estrategias y técnicas de coaching educativo que ya se están implementando en las aulas ofrecen una alternativa para realizar nuevas y más ajustadas prácticas de aprendizaje. Esta pedagogía conlleva un acompañamiento en el progreso de habilidades, actitudes y destrezas de la persona, orientándose hacia la consecución de objetivos y metas. Las principales ventajas del coaching educativo se engloban en cinco áreas: 1. Liberar el potencial y cumplir objetivos La orientación y el acompañamiento encaminan al alumnado a alcanzar los resultados y metas propuestas desplegando competencias, destrezas y habilidades. 2. Empoderamiento y aumento del bienestar El éxito y los triunfos suponen una fuente casi inagotable de motivación, que, a su vez, incide en el bienestar global. Esta articulación apremia la automotivación y potencia el desarrollo personal. 3. Orientar y guiar el proceso de aprendizaje. El coaching educativo potencia la reflexión y búsqueda de metodologías y prácticas pedagógicas ajustadas a las necesidades del educando, por tanto, maximiza la oportunidad de aprender de forma más individualizada. 4. Potencia el trabajo en equipo Esta disciplina se fundamenta en la competencia social, en el trabajo cooperativo y en el fomento de la interacción interpersonal. 5. Facilita el autoconocimiento La clave del coaching podría ser representada por la inteligencia emocional y el autoconocimiento: representan el pilar fundamental como elementos de desarrollo global y armónico.  ¿Qué hay que estudiar para ser coach educativo? El coaching en la docencia requiere de una formación especializada en materia de pedagogía, destrezas, competencias y herramientas de coaching educativo.  Esta innovadora práctica se localiza en una constante búsqueda para responder con nuevas alternativas a los viejos problemas aun arraigados. Para ejercer eficazmente las complejas funciones que hemos descrito anteriormente, el profesional ha de adquirir y entrenar altas y específicas competencias muy diversas, como optimizar, igualmente, sus habilidades socioemocionales. Una formación específica y completa en el área incidirá y potenciará positivamente tanto a los estudiantes como de igual manera a los profesionales de la educación en su conjunto, actuando de manera globalizada sobre la comunidad educativa.  Para tal propósito un Máster Online en Coaching Educativo, te ofrecerá las herramientas más actualizadas y necesarias en este ámbito, capacitando al profesional en el desarrollo y aplicación de metodologías de enseñanza-aprendizaje, dentro o fuera del ámbito escolar.
Disfrutar del tiempo libre es hoy en día más importante (y difícil) que nunca. Sobre todo con una presencia abrumadora de móviles, tablets y dispositivos similares, cada vez entre las generaciones más jóvenes. Ante esta situación, estudios como un Máster Online en Ocio y Tiempo Libre son solicitados cada vez por más profesionales, que quieren aprender las actividades de ocio y tiempo libre que pueden ofrecer a niños y jóvenes, sobre todo en campamentos de verano y empresas de ocio, aunque también hay muchos emprendedores interesados en la gestión de escuelas de animación y similares. Para saber si esta formación te interesa, creemos necesario detallarte más en qué consiste ser monitor de ocio y tiempo libre y por qué estos estudios pueden ser la mejor elección para tu futuro laboral. ¿Qué es y qué hace un monitor de ocio y tiempo libre? Un profesional en este ámbito es el responsable de la organización de actividades de ocio y tiempo libre, que puede dirigir a niños en campamentos, granja-escuelas, colonias infantiles y juveniles, en hoteles e instalaciones turísticas o en cualquier actividad extraescolar. Entre sus funciones más importantes, un monitor de ocio y tiempo libre puede encargarse de las siguientes tareas: Trazar una estrategia de actividades de entretenimiento.Motivar a todo el grupo del que está a cargo a su participación activa.Estimular la creatividad y la imaginación entre los más pequeños.Ofrecer una experiencia siempre optimista y motivadora.Crear un ambiente participativo entre todos los presentes.Diseñar un plan de acción y también evaluar los resultados obtenidos.Conocer qué recursos tiene a su disposición, para sacarles el máximo potencial posible. Requisitos para ser monitor de tiempo libre Un monitor de ocio tiene que tener una titulación relacionada, para lo que necesitas realizar estudios como un máster. Legalmente tiene que haber cumplido los 17 años y tener también la titulación como mínimo de Educación Secundaria. Aparte de todos estos requisitos, hay otros factores que pueden ayudar a ser mejores profesionales en el ámbito del ocio y el tiempo libre. Por ejemplo, hay que tener un espíritu motivador, participativo y optimista, para transmitir esos valores a niños y jóvenes, de los que hay que responsabilizarse. También se recomienda experiencia, no solo en las actividades con los pequeños, sino con las instalaciones donde tienen lugar. No es lo mismo organizar un campamento juvenil, que diseñar una actividad extraescolar. ¿Qué hay que estudiar para ser monitor de tiempo libre? Lo ideal para ser un profesional que pueda trabajar en empresas de ocio y tiempo libre o en empresas de campamentos de verano es contar con la formación adecuada. De ahí que un máster especializado en ser monitor de ocio y tiempo libre sea la mejor opción, para adquirir los conocimientos y habilidades que necesitas para hacer bien este trabajo. Además, siempre es importante obtener la titulación correspondiente y haber hecho unos estudios que son reconocidos, impartidos a ser posible por centros docentes de referencia. Todo ello sirve para aumentar tus posibilidades a la hora de encontrar un empleo tanto en este sector como en cualquier otro. Los mejores consejos para obtener el título de Monitor de Tiempo Libre En concreto, para sacarte el título de Monitor de Tiempo Libre, te recomendamos disciplina en tu estudio, algo que te servirá para diseñar estrategias de actividades mucho más fácilmente y con las que podrás organizar mejor los distintos grupos de los que te harás cargo. Esta titulación requiere también que los profesionales sean amantes de la actividad. Es muy recomendable estar en forma o incluso tener pasión por uno o varios deportes, que muchas veces forman parte de estas actividades de tiempo libre. ¡Y deben gustarte los niños! Paciencia, comprensión, dedicación y cariño son factores emocionales que deberás conservar siempre a la hora de trabajar con los más pequeños, así como también con jóvenes. Estas cualidades te ayudarán a realizar un máster de este tipo con mucha mayor eficiencia, dado que acogerás cualquier formación recibida de forma muy positiva y con ganas de ponerla en práctica, cuando consigas tu próximo trabajo.
En la actualidad, existen y siguen apareciendo, nuevas y complejas realidades, emergentes problemáticas sociales y nuevas formas de comprender y explicar la realidad. El elemento social es inherente al propio desarrollo humano, por lo que esta disciplina se encuentra en constante cambio, afectando tanto al profesional como a aquellos que reciben la acción social. En este sentido, los profesionales de la intervención social necesitarán una preparación integral y completa, siendo imprescindible estar capacitados para la presente labor. Para desarrollar las competencias y habilidades necesarias puedes perfeccionar tu formación con un Máster en Intervención Social. ¿Quieres saber más? A continuación, profundizaremos sobre qué es la intervención social. ¿Qué es la intervención social? En esta área es de obligado cumplimiento mencionar la acción social como antecedente de la intervención social. Para Max Weber la acción social se relaciona con la conducta humana, que, en términos de actividad, se traduce como una acción de respuesta a los estímulos del entorno.  Con este pretexto, la intervención social engloba todas aquellas acciones comunitarias, profesionales e institucionales que pretenden responder a las diferentes situaciones sociales con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los individuos o de los grupos. Se puede deducir que implicaría la capacidad para responder a las demandas sociales a través de diferentes programas o proyectos sociales, acciones comunitarias, etc. Actualmente, el progreso y la globalización (como un hecho sin precedentes), han incidido y creado brechas y múltiples focos de intervención social. Por lo que la incidencia de disciplinas sociales en nuestra sociedad ha incrementado sustancialmente, pudiendo señalar al trabajo social, la educación social y la psicología de la intervención social como los tres órdenes sociales que predominan. A continuación, nos centraremos en esta última. ¿Qué es la psicología de la intervención social? La psicología de la intervención social engrana un conjunto de saberes y prácticas fundamentadas en la ciencia del comportamiento humano aplicadas al ámbito de interacción entre personas, grupos, etc., con la finalidad de mejorar la sociedad en términos inclusivos y de calidad de vida. ¿Cuáles son las funciones del psicólogo en la intervención social? El psicólogo social utiliza una metodología de intervención basada en estrategias proactivas y preventivas para dinamizar y favorecer la participación de personas y comunidades, teniendo en cuenta la diversidad humana. Las acciones sociales para la intervención se centrarán preferentemente en cuatros áreas:  la prevención, la atención centrada en la persona, la atención integrada y el abordaje ecológico. Por otro lado, el profesional de la psicología realizará funciones de evaluación, asesoramiento, diseño, mediación y dinamización con los grupos y la sociedad, e igualmente impulsará su acción en diferentes tipos de intervención social: Sensibilización y concienciación de los problemas socialesFomentar e incrementar la participación de los diferentes gruposIntervención directa en la comunidadPrevención en contextos grupales ¿Cuál es el objetivo fundamental de la psicología social? La psicología social es una rama incluida dentro de la psicología que puede ser entendida como el intento de comprender y explicar cómo el pensamiento y la conducta de las personas se ven influidos por la presencia real, imaginada o implícita de otras personas.  Por tanto, el objeto de la psicología social es el estudio de las diversas leyes y fenómenos psicológicos pertenecientes a las condiciones de vida y actividad de las diversas colectividades. En otras palabras, la psicología social profundiza en cómo cambia la percepción, la memoria, el lenguaje, el pensamiento, etc., según se actúe de manera aislada o en grupo. La metodología de intervención social del psicólogo estudiará los procesos y estructuras psicológicas y sociales que surgen como consecuencia de la interacción entre las personas. Ejemplos de casos de intervención social Como ejemplos de casos de intervención en trabajo social, o ámbitos de actuación se incluyen todos aquellos que actúan en la comunidad: Intervención y apoyo social y comunitarioMenores en situación de desprotecciónViolencia de género y en el contexto familiarInmigraciónDiscapacidadEmergencias y catástrofesetc.   Análisis de un caso de intervención social La psicología social comunitaria es uno de los grandes ámbitos de intervención social, por lo que seguidamente presentaremos un ejemplo de caso de intervención social: "El 11 de marzo de 2004 en plena hora punta y en apenas 3 minutos 10 mochilas bomba explotaron en cuatro trenes de cercanías de Madrid: murieron 192 personas y hubo aproximadamente 1.500 heridos. La demanda psicológica fue exponencial: un total de 948 psicólogos y psicólogas intervinieron de forma voluntaria durante 15 días consecutivos. Para poder llevar a cabo de forma exitosa esta intervención social fue necesario disponer de un grupo de profesionales expertos con un procedimiento de organización y coordinación de servicios públicos de intervención. La intervención se organizó en torno a cuatro escenarios: Durante el reconocimiento de cadáveres: comunicaban la noticia y acompañaban a los familiares para empezar a elaborar un proceso de duelo.Durante el reconocimiento de objetos: gestión y apoyo al estado psicológico para identificar pertenencias.Durante la comunicación de malas noticias vía telefónica: facilitar y gestionar lo ocurrido aportando pautas de actuación y manejo emocional.Durante los entierros: aplicación de los conocimientos sobre el duelo y sus fases en los tanatorios. Aunque no hay un modelo universal de intervención en situaciones comunitarias, escuchar, empatizar, atender y reducir los niveles de hiperactivación son maneras de responder adecuadamente”.
“Gillian tenía ocho años, y su futuro estaba en peligro. Sus tareas escolares eran un desastre, su caligrafía era horrible y difícilmente aprobaba, además se movía nerviosa haciendo ruido todo el tiempo, miraba por la ventana o tenía comportamientos que molestaban a sus compañeros. El colegio creyó que tenía dificultades de aprendizaje y que sería más adecuado que asistiera a un centro para niños con necesidades especiales. En los años treinta aún no se había diagnosticado el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Los padres de Gillian la llevaron al psicólogo para que la evaluara. El psicólogo escuchó atentamente los contratiempos y contrariedades surgidos en la escuela, sin dejar de observar a la niña. Finalmente, el psicólogo le pidió a Gillian que esperara en el despacho para hablar con su madre fuera, pero antes de marcharse de la habitación, dejó encendida la radio. Una vez fuera, el doctor le dijo a la madre de Gillian: —Quédese aquí un momento y observe lo que hace. Casi de inmediato, Gillian se levantó y comenzó a moverse por toda la estancia siguiendo el ritmo de la música. Los dos adultos la observaban deslumbrados y cualquiera se habría percatado de la expresión de absoluto placer de su cara. —Señora Lynne, Gillian no está enferma. Es bailarina. Llévela a una escuela de danza”. Gillian representa a millones de alumnos en nuestra sociedad. Para comprenderlos y orientarlos hemos de profundizar en una nueva forma de enseñar. La teoría de Howard Gardner nos inspira hacia un análisis en materia de inteligencia, en el que puedes profundizar con un Especialista en Inteligencias Múltiples:  ¿Qué son las inteligencias múltiples de Gardner y cuantos tipos hay? El psicólogo estadounidense Howard Gardner defendió la diversidad del ser humano y la pluralidad de los tipos de inteligencia. Si entendemos inteligencia como la aptitud o capacidad para resolver con éxito un problema o situación de conflicto, la teoría de Inteligencias Múltiples de Gardner explica que nuestras capacidades se articulan de forma interrelacionada y dan lugar a diferentes habilidades personales. Cada persona podrá desarrollar un amplio espectro de inteligencias, de las que algunas están más perfeccionadas que otras, para desenvolverse en su vida. De acuerdo con esta teoría son al menos 8 las inteligencias destacadas:  inteligencia lingüística, inteligencia lógico-matemática, inteligencia musical y espacial, inteligencia cinestésica-corporal, inteligencia interpersonal e intrapersonal e inteligencia naturalista. Cuando una persona encuentra su potencial, éste la impulsa a alcanzar sus mayores logros y satisfacciones, y absolutamente todas las personas presentan habilidades e inclinaciones que actúan como estímulos para alcanzar mucho más de lo que imaginamos.  Cómo trabajar las inteligencias múltiples en el aula.  Nuestro alumnado piensa el mundo que le rodea de infinitas maneras diferentes y particulares, si la inteligencia matemática o verbal fueran las únicas, no existiría el ballet, por ejemplo. En Educación, nos encontramos en el espacio y momento exacto para orientar la búsqueda de los distintos puntos fuertes y potencialidades, ofreciendo a todo el alumnado las mismas oportunidades de desarrollar sus habilidades. Entonces, llegados a este punto: ¿Cómo se trabajan? Según Howard Gardner para poder trabajar las inteligencias múltiples en el aula, será imprescindible que nuestro objetivo pretenda maximizar las capacidades, integrando una amplia variedad de actividades y proyectos de trabajo donde se evidencian múltiples esferas y perfiles de inteligencia. En el grupo aula, considerado como el contexto natural, la labor docente permitirá identificar las diferencias individuales y descubrir los intereses y el talento a través de la conducta y el comportamiento del alumnado. Inteligencias Múltiples en el aula Puede que la clave para el éxito sea identificar y encontrar aquellos elementos únicos que cada persona mantiene escondidos y que, llaman urgentemente a ser encontrados. Ejemplos para fomentar su desarrollo en los alumnos de educación infantil El área de inteligencias múltiples en educación infantil está adoptando de forma muy sobresaliente y entusiasta, metodologías y prácticas pedagógicas que respetan y desarrollan las habilidades de cada pequeño alumno. Para evaluar las inteligencias múltiples en el aula, nos centraremos en el proceso de aprendizaje del alumno y en cómo interpreta la información para conocer cuáles son sus fortalezas e intereses. Aplicaremos metodologías que integren diversos perfiles de inteligencia y que ofrezcan un espectro de oportunidades para adquirir nuevos aprendizajes, destacando el aprendizaje por proyectos y el aprendizaje por descubrimiento.  Cualquier persona, desde que nace, y especialmente en la educación infantil, se encuentra orientada de forma natural a descubrir su entorno y el conocimiento que le rodea. Para descubrir, hay que construir, y estas técnicas pedagógicas integran la resolución de problemas y la búsqueda de alternativas.  A continuación, se proponen algunos ejemplos para fomentar la diversidad de capacidades: Inteligencia lingüística: Redactar un diario, crear una correspondencia imaginaria entre personajes, redactar periódicos de otras épocas, enviar mensajes a personajes históricos, crear una biografía, etc. Inteligencia lógico-matemática: Elaborar crucigramas y rompecabezas, resolver scape-room, utilizar material de carácter manipulativo, juegos de mesa, juegos como el ajedrez etc. Inteligencia musical: Crear un modo rítmico de recordar la información, elaborar letras de canciones, relacionar sonidos con emociones, etc. Inteligencia espacial: Diseñar maquetas, dibujar o elaborar un póster, crear origamis, elaborar infografías del contenido estudiado, etc. Inteligencia cinestésica-corporal: Realizar representaciones, hacer excursiones, juegos, representar mapas en el suelo, etc. Inteligencia interpersonal: Participar en debates y proyectos grupales, realizar role-play, tutorización de compañeros, presentaciones grupales, etc. Inteligencia intrapersonal: Asumir la personalidad de otra persona y escribir una autobiografía, elaborar un diario personal de sentimientos, diseñar un árbol de metas y frutos, etc.  Inteligencia naturalista: Crear un huerto común, concursos de ciencias, replicar un experimento, etc. Gillian, que, con el tiempo, ingresó en la Royal Ballet Company, donde llegó a ser solista y actuó por todo el mundo, finalmente formó su propia compañía de teatro musical y produjo una serie de espectáculos en Londres y en Nueva York, entre los que destacamos El fantasma de la ópera. Solo necesitaba ser quien era realmente.
Más allá de a nivel físico, la violencia y los malos tratos tienen muchas formas, entre ellas el maltrato psicológico, el cual puede tener consecuencias aún más devastadoras para la persona. Este tipo de maltrato, que comienza de manera muy sutil y es difícil de detectar, lamentablemente, es muy frecuente dentro de la pareja. Hoy, analizamos 10 signos de maltrato psicológico en la pareja. ¿Qué es el maltrato psicológico? El maltrato psicológico es una forma de violencia o agresión psicológica que se caracteriza por conductas que tienen como objetivo la humillación, intimidación o desvalorización de la víctima, provocando daños emocionales en esta.  En muchas ocasiones, este tipo de maltrato pasa desapercibido. Debido a que no deja huella, como sí lo hacen los golpes, a veces ni la propia víctima es consciente de esto. No obstante, poco a poco, va a ir afectando psíquica y emocionalmente a esta. La dificultad que existe para identificar este tipo de agresión, hace que sea más complicado salir de la situación o cortar la relación, que en este caso se vuelve tóxica.  El maltratador se sitúa por encima de la víctima, con aires de poder, e intenta desprestigiar a esta a través de diversas técnicas de manipulación o conductas tóxicas que destruyen su autoestima y le generan inseguridades y miedos.  10 signos de maltrato psicológico en la pareja Ahora que ya conocemos qué son los malos tratos psicológicos, vamos a ver algunas señales o signos de maltrato psicológico más frecuentes dentro de la pareja: 1. Chantaje emocional El maltratador usa el victimismo, la culpa o las promesas para conseguir lo que quiere de la víctima. “Si me dejas, no soy nada”, “Nadie te va a querer como lo hago yo”, “Estaré bien, aunque me quede sólo toda la noche”. Frases como estas hacen que, en una discusión, la víctima sienta pena y se achante. Transforma la realidad para confundirla y manipularla. 2. Control El agresor controla el dinero que gasta la víctima, la ropa que usa, el móvil y las redes sociales, horarios… Hay que dar explicaciones de todo. El maltratador quiere saber en todo momento dónde y con quién está su pareja “porque se preocupa por el/ella”, y si algo se sale de lo establecido se enfada y no deja de llamar y mensajear a la víctima, normalmente a causa de los celos. 3. Insultos y amenazas Con el tiempo, los insultos se vuelven frecuentes en la relación, faltando el respeto a la víctima. Además, se hacen frecuentes las amenazas que sobre todo hacen alusión a hacerse daño a sí mismo (suicidio), al abandono al víctima o a la filtración de vídeos o imágenes íntimas, haciendo culpable a esta. Además, el maltratador suele hacer mucho uso del lenguaje sarcástico o irónico.  4. Castigos Si el maltratador no está contento con algún acto de la víctima, la castigará dejándole de hablar, tratándola con indiferencia, utilizando el sexo como premio o castigo, amenazando con irse con otro u otra, con que se va a llevar a los hijos… Estas actitudes, hacen que al final, la víctima vaya creando una gran dependencia hacia su agresor.  5. Aislamiento Cada vez la víctima va cerrando más su círculo. El agresor habla mal de sus amigos o familia, inventa excusas o impide que pueda quedar con ellos “porque se siente sólo/a, o no pasa suficiente tiempo con él o ella”. Muchas veces, incluso, la víctima deja de practicar sus hobbies porque al agresor no le gusta y pasa la mayoría del tiempo encerrada en casa.  Al final, todos los planes quedan en pareja y es la propia víctima la que se termina aislando para no tener que dar explicaciones.  6. Infravaloración Otro de los signos de maltrato psicológico es la infravaloración. El maltratador psicológico hace sentir a la víctima que se queja por todo o es muy dramático/a y que sus sentimientos, sueños o preocupaciones no valen nada. Muchas veces se ríe y se burla de los mismos.  Además, no se alegra de sus logros, los minimiza. No valora su opinión y la anula. Busca el lado negativo de todo aquello que le ilusiona. Esto va minando la autoestima y seguridad de la víctima que no se cree capaz de que puede hacer cosas por sí misma.  7. Pérdida de identidad Al final, esta sumisión por parte de la víctima y el miedo que le genera el conflicto que pueda generar hacer algo que antes le gustaba, hace que pierda la identidad y no sea él/ella. No quiere hacer nada que enfade a la otra persona y que termine dejándole, por lo que perderá su esencia y creará un perfil que se amolde a lo que quiere el maltratador.  8. Dependencia Todo esto, hace que la víctima se vaya quedando cada vez más sola, siendo su único refugio su pareja y teniendo miedo a perderla, dando lugar a lo que llamamos dependencia emocional. En ocasiones, el maltratador hace que la víctima incluso deje el trabajo, por lo que también dependerá de él/ella económicamente. 9. Culpabilidad Tergiversa todo para que la víctima se sienta culpable. Tras una discusión en la que ha perdido el control, el maltratador pide perdón, pero siempre echando las culpas a su pareja porque “si esta no lo hubiera hecho mal, no habría perdido los nervios”. Además, cuando hace algo mal, distorsiona la realidad haciendo creer que la víctima lo ha interpretado mal.  10. Inseguridad Poco a poco, como hemos dicho en cada uno de estos signos de maltrato psicológico, la víctima va haciéndose más pequeña, infravalorándose y creyendo que no vale nada y que nadie más la va a querer y aceptar porque tiene muchos defectos los cuales saca a relucir el agresor, que continuamente le recuerda todos sus errores, lo que hace que el autoestima de la víctima se vea afectada.  Ayuda a detectar el maltrato psicológico Abrir los ojos y ser conscientes de la situación no es fácil. Como hemos dicho, este tipo de maltrato es difícil de identificar ya que, en la mayoría de las ocasiones, la víctima vive cegada por el amor y resta importancia y justifica estos signos de maltrato psicológico que hemos comentado en el apartado anterior.  Pero, a medida que el tiempo pasa, la violencia emocional causa problemas psicológicos a la víctima como pueden ser estrés o ansiedad, baja autoestima, miedo, depresión, aislamiento social o alteraciones en el ciclo de sueño, entre otros. Si conoces a alguien que esté pasando por esta situación, puedes ayudarla acompañándola a un profesional o formándote en áreas específicas como la Intervención Psicológica y Social en Violencia de Género. Y si eres tú quien te sientes identificado con muchas de estas situaciones, como el miedo a contar a tu pareja ciertas cosas o el control de tu vida, es el momento de pedir ayuda para salir de la burbuja del maltrato psicológico. 
¿Sabes qué es lo que motiva tu comportamiento? Todos tenemos una serie de necesidades que tienen que ser cubiertas en mayor o menor medida. Y estas necesidades, en la mayoría de las ocasiones, van a ser el motor de nuestra motivación. Existen muchas teorías de la motivación. Abraham Maslow, a quien vas a conocer gracias a este post, propuso una de las teorías motivacionales más conocidas... Hoy, hablamos sobre qué es la Pirámide de Maslow. Quién es Abraham Maslow Abraham Maslow, Psicólogo humanista (1908-1970) Antes de comenzar, ¿te suena el nombre de Abraham Maslow? Maslow (1908-1970) fue un psicólogo humanista que se interesó por el campo de la motivación humana.  Tanto estaba interesado en este tema que, incluso, llegó a crear una famosa teoría que intenta explicar qué es lo que impulsa la conducta de los humanos, o lo que es lo mismo, qué es lo que nos motiva a realizar ciertos actos. Con esta teoría, Abraham, que revolucionó el campo de la psicología humanística, buscaba mejorar el desarrollo personal y entender qué hace a la gente feliz. Esa teoría psicológica, fue publicada en 1943 en su obra “Una teoría sobre la motivación humana” y, con el tiempo, debido a su forma de pirámide, pasó a ser reconocida como “Pirámide de Maslow”.  Veamos más en profundidad qué es la Pirámide de Maslow. Qué es la Pirámide de Maslow La Pirámide de Maslow es una teoría motivacional que explica las necesidades humanas a través de una jerarquía en forma de pirámide. A medida que el ser humano va satisfaciendo las necesidades que están abajo, es decir, las necesidades básicas, se van desarrollando nuevas necesidades y deseos. Digamos que hasta que una necesidad no esté satisfecha en mayor o menor medida, no surge una nueva.  ¿Y qué tiene que ver la motivación en todo esto? Para satisfacer cada una de estas necesidades que nos van surgiendo, requerimos de motivación. La motivación es aquello que nos impulsa a conseguir un objetivo o cubrir cualquier de estas necesidades y, según la teoría de Maslow, lo que nos va a llevar a desarrollarnos personalmente. Como hemos dicho, estas necesidades estarían divididas jerárquicamente en cinco niveles, que van desde las necesidades básicas, hasta las más complejas. Y, ¿cuáles son estas cinco categorías? Cuáles son las 5 necesidades y motivaciones humanas La Pirámide de las necesidades de Maslow, como acabamos de decir, consta de cinco niveles ya que, según él, nuestras necesidades están jerarquizadas.  En la base encontramos las necesidades básicas o fisiológicas y en la cima, aquellas necesidades que nos hacen crecer personalmente. Veamos cuáles son: Necesidades básicas o de primer nivel NIVEL 1: Necesidades básicas o fisiológicas Son aquellas que están orientadas a nuestra supervivencia y que forman parte de la base humana, como por ejemplo respirar, comer y beber, dormir, las relaciones sexuales… o la necesidad de vestirse para no morir de frío, por ejemplo. NIVEL 2: Necesidades de protección o seguridad El siguiente paso, sería cubrir aquellas necesidades que nos hacen sentir seguros en la vida o que nos dan cierta estabilidad y orden. Como por ejemplo, tener un empleo o recursos económicos; salud y protección ante accidentes, lesiones o enfermedades; o por ejemplo un hogar en el que sentirse seguro.  Necesidades de segundo nivel NIVEL 3: Necesidades sociales o de afiliación Estas necesidades aparecen cuando las del nivel anterior están cubiertas. Una vez tu vida tiene cierta estabilidad, el ser humano siente la necesidad de relacionarse y establecer lazos o vínculos con otras personas. Se crea una necesidad de afiliación. El individuo busca ser aceptado en un grupo social o comunidad, familia… e intenta formar parte de alguna actividad cultural, deportiva o de ocio. Básicamente, las necesidades más relevantes que buscan ser cubiertas son las de amor, amistad y afecto.  NIVEL 4. Necesidades de reconocimiento Una vez quedan cubiertos los tres primeros niveles, aparecen ahora unas necesidades que tienen que ver con la estima y con cómo nos ven los demás y nosotros mismos. Cuando estas necesidades no se cubren, nos sentimos infravalorados.  Estas necesidades están relacionadas con el autoconcepto que creamos en función a cómo nos ven los demás y nosotros mismos. Según Maslow, podemos dividirlas en dos grupos: Respeto de los demás hacia nosotros: Estatus social, aprecio, reconocimiento, reputación, dignidad…Respeto hacia uno mismo. Confianza, logros, autocomprensión, autoconocimiento, éxito… NIVEL 5: Autorrealización En el último nivel, encontramos las metas que son más complejas de alcanzar y que van a suponer nuestro máximo crecimiento personal: las necesidades de autorrealización.  Aquí, los seres humanos, utilizamos nuestros talentos y capacidades para desarrollarnos plenamente, sacando así nuestro máximo potencial y llegando al éxito personal, que será la llave para encontrar la felicidad.  No es posible llegar a este punto, sin tener cubiertos el resto de niveles de la pirámide.  Dónde se aplica la Pirámide de Maslow Ya sabemos qué es la Pirámide de Maslow... Pero, ¿dónde se aplica? La teoría de las necesidades de Maslow se utiliza, por ejemplo, en el mundo empresarial para motivar a los trabajadores. Unos trabajadores que tengan las necesidades de primer nivel cubiertas, estarán más motivados para lograr las necesidades superiores, que recordemos están relacionadas con el éxito y el desarrollo del potencial, por lo que así tendrán un mayor rendimiento. También se aplica mucho en el marketing y la publicidad, ya que las necesidades de los consumidores son esenciales para la venta de productos. Los estudios de mercado son clave para adaptar los productos o servicios a las necesidades de la población. No todos los perfiles tienen las mismas necesidades. Está claro que, cuanto más alto sea el nivel de necesidad (por ejemplo, comer), más imprescindible será el producto en nuestra vida (comida). Puedes profundizar más sobre esto en nuestro Máster Online en Psicología del Marketing y la Publicidad. Y, obviamente, esta teoría también es muy aplicada en la terapia psicológica, ya que busca la autorrealización de la persona y su crecimiento personal. El psicoterapeuta será un guía que nos ayudará en el camino hacia la cima de la pirámide, ayudándonos a ver qué necesidades tenemos cubiertas y cómo podemos cubrir las de mayor nivel, enfocándose en lograr el bienestar del paciente. Nuestra visión de esta Teoría de Maslow Como se ha llegado a la conclusión en muchos estudios, la jerarquía de necesidades no siempre es la misma, ya que las personas tenemos necesidades e intereses diferentes.  Por ejemplo, podemos tener las necesidades sociales o de afiliación cubiertas, es decir, amigos, amor, realización personal… y que las necesidades básicas o de seguridad no estén cubiertas al cien por cien.  No tener cubiertos los primeros peldaños de la pirámide de Maslow, no implica que otras necesidades o peldaños de mayor nivel sí lo estén.  Ahora que sabes qué es la pirámide de Maslow, quizás es el momento de sentarte y pararte a pensar cuáles son tus necesidades, cuáles están cubiertas, cuáles no, y cuál es tu motivación para sentirte autorrealizado y alcanzar el éxito.